lunes, 14 de noviembre de 2011

Oído Interno

Hola a todos y todas, aquí os dejo el ultimo post sobre toda la anatomía del oído, que es la parte mas importante del sentido de la audición que es el oído interno que es el que se encarga de la traducción de la información que le llega para procesarla y enviarla al cerebro a través del nervio auditivo u octavo par craneal.
 
El oído interno también se encarga de otro sentido que es importante que es el sentido del equilibrio que se encuentra exclusivamente en el oído interno.

OÍDO INTERNO.

El oído interno es también conocido con el nombre de laberinto; esta íntegramente situado en el interior del peñasco del temporal.

En base a su histología y situación podemos dividir el laberinto en óseo y membranoso. El laberinto óseo es el más externo y contiene en su interior el laberinto membranoso. El laberinto óseo es por tanto, una cáscara ósea que envuelve completamente al laberinto membranoso.


Laberinto oseo del oido interno



Laberinto membranoso


El laberinto óseo en su región mas anterior, esta formado por una estructura de aspecto tubular, enrollada, llamada caracol; esta denominación se debe a que su forma es precisamente la de un caracol de cuyo caparazón tuviera 2 vueltas y media.

El caracol óseo se abre posteriormente a una cavidad amplia denominada vestíbulo, que corresponde a la región medial del laberinto óseo.

La cara externa del vestíbulo existen dos ventanas; la oval y la redonda que se corresponde con aquellas del oído medio.

Del propio vestíbulo salen los canales semicirculares óseos, cuya característica mas sobresaliente es que son tubos óseo que tras salir del vestíbulo y después de recorrer un semicírculo y vuelven a desembocar en el mismo vestíbulo.

Existen tres canales o conductos semicirculares en cada oído, cada uno de los cuales se sitúa en una dirección del espacio, perpendiculares entre si:
  • Canal semicircular superior (en el plano frontal).
  • Canal semicircular posterior (constituye el limite posterior del laberinto).
  • Canal semicircular externo (situado en el plano horizontal).
Dado que el canal semicircular superior y posterior tiene un brazo común existen solo 5 orificios en el vestíbulo.

Cada canal semicircular dispone de una dilatación, localizada en la vecindad de una de sus salidas del vestíbulo que se denomina ampolla del canal semicircular.

En el interior del laberinto óseo esta contenido el laberinto membranoso, el laberinto membranoso aloja a las células sensoriales del oído interno capaces de translucir los estímulos mecánicos e impulsos bioeléctrico; es decir, que las células nobles, sensoriales, quedan profundamente situadas en el laberinto membranoso protegidas por el laberinto óseo.

En la región central de laberinto membranoso destaca la existencia de 2 pequeñas vesículas que se denominan utrículo y sáculo que ocupan el interior hueco del vestíbulo óseo, ambas vesículas permanecen en contacto con la pared interna de la cavidad vestibular. El utrículo, situado por encima y por detrás del sáculo parten 3 canales semicirculares membranosos que ocupan el interior hueco de lo canales semicirculares óseos y que al igual que ellos disponen de un extremo dilatado o ampolla, del sáculo sale en dirección caudal un fino conducto denominado conducto de hensen y que desemboca casi en el extremo de una estructura tubular larga y delgada el espacio comprendido entre el laberinto óseo y membranoso esta ocupado por un liquido de características iónicas parecidas a la sangre perilinfa (rica en Na+) en el interior del laberinto membranoso hay un liquido que se denomina endolinfa cuyas características iónicas semejan el medio intracelular (rica en K+).

Estructuras auditivas del oído interno.

Propias de la audición

El caracol óseo esta formado por una columna central de forma trombo cónica denominada modrolo; una estructura tubular denominada lamina de los contornos se enrolla 2 vueltas y media alrededor de este eje central, de forma que el radio de las espiras es descendente de la base a la punta. Dentro de la luz del caracol hay una lamina ósea que adosada al odiolo recorre todo el caracol.

Desde la base del modiolo hasta los bordes libres de la lámina espiral están escavados numerosos canales denominados de Rosenthal. La cóclea membranosa parte del vestíbulo y penetra en interior del caracol óseo.

La sección del canal coclear es triangular. Cada espira del caracol esta tabicada en 3 pisos:
  • Rampa superior o vestibular.
  • Rampa media.
  • Rampa inferior o timpánica.

Estructuras auditivas del oído interno

La rampa vestibular y la timpánica quedan separadas a todo lo largo de su longitud por su interpuesta rampa media o coclear, pero hay en la punta del caracol una zona en que la rampa vestibular y timpánica quedan unidas se denomina helicotrema al orifico avical a través del cual conectan ambas rampas.

La rampa vestibular se inicia frente a la ventana oval y la rampa timpánica parte de la redonda. Una lamina espiral secundaria contribuye a completar la hermética separación de ambas rampas en el vestíbulo se manera que su única conexión en el helicotrema en el ápex del caracol. Tanto la rampa vestibular como la timpánica están rellenas de peri linfa. La perilinfa tiene dos fuentes posibles de producción:
  • Ultra filtración plasmática a partir de los vasos que rodean el espacio peri linfático.
  • Líquidos cefalorraquídeos que alcanzan el espacio peri linfático.
En el canal coclear cuya sección tiene forma triangular podemos distinguir nítidamente 2 paredes:
  • La membrana basilar.
  • La membrana de Reissner.
  • La membrana de la estría vascularis.

Sobre la membrana basilar se dispone el órgano de Corti. El órgano de Corti presenta en su región central unas células columnarias ricas en cito esqueleto denominadas células de los pilares. Estas células delimitan entre ellas un espacio de forma triangular un órgano denominado, órgano de Corti este espacio esta relleno de un líquido de características parecidas a la peri linfa denominado cortilinfa.

Órgano de Corti

Sobre la vertiente interna de lo pilares del túnel de Corti asienta una hilera de células internas, dispuestas paralelamente al eje del túnel de Corti. En el hombre hay unas 3500 células ciliadas internas (CCI).

A fuera de este túnel se disponen 3 hileras de células ciliadas a las que denominamos externas por su situación. Se calcula en unas 12000 el número total de células ciliadas externas (CCE).

El resto de las células del órgano de Corti esta formado por células de sostén, cobertura y nutrición. El ángulo interno de la cóclea en la unión de la membrana basilar y la de Reissner es relativamente grueso, de su borde externo sale una membrana acelular con forma de lengüeta, que se denomina membrana tectoria, que presenta libre su extremo opuesto lo cual permite cierto grado de movilidad. Esta membrana se sitúa sobre las células ciliadas del órgano de Corti y mantiene un anclaje por su cara inferior, con los cilios de las CCE del órgano de Corti.

La forma de las CCE y CCI es distinta. Las CCI tienen forma de ánfora, con un cuerpo ancho que se adelgaza progresivamente hasta su extremo superior, en su superficie superior inserta un ramillete de cilios que forma una sola hilera y en su conjunto forman una uve (v) muy abierta.

Las CCE tienen forma cilíndrica y en su cara superior insertan un gran número de cilios, unos 120 que se disponen en 3 o 4 hileras, formando una W.

Procedentes del nervio auditivo acceden al interior de la cóclea las fibras nerviosas correspondientes. Lo hacen penetrando el conducto auditivo interno (CAI) hasta alcanzar la base del órgano de Corti dentro de la cóclea. Las terminaciones nerviosas sipnatan fundamentalmente con la base de las células ciliadas. En este terreno, de la sipnasis las células ciliadas y fibras del nervio auditivo.

Existen otras diferencias fundamentales entre las CCE y CCI.

Aunque las CCI son menos numerosas que las externas reciben sin embargo el 90% de las fibras aferentes del nervio auditivo y solo el 10% restante alcanzan a sipnatar con las CCE.

Otra diferencia morfológica interesante consiste en que el extremo de los cilios de CCE están anclados en la cara interior de la membrana tectoria, a diferencia de los cilios de CCI que no parecen tener este anclaje.

Otro hecho clave de la diferencia de las células ciliadas del órgano de Corti es la distinta precisión que tiene la destrucción selectiva de estas células en efecto la destrucción selectiva de CCE comporta un deterioro de la audición, pero sobre todo hay distorsión cualitativa de esta.

Por el contrario la perdida de las CCI entraña simple y llanamente una perdida total de audición.

Bueno hasta aqui todo lo relacionado con la anatomia del oído, ya sabeis si quereis saber algo mas, preguntarme y comentarme si quereis que amplie.

un saludo.

7 comentarios:

  1. He encontrado su blog muy completo para estudiar sobre el oido interno.Enhorabuena por su trabajo.Yo padezco de hipoacusia desde pequeño.Pondré un pequeño párrafo y su fuente en mi blog para consultarlo de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante el post.Está muy bien explicado.

    ResponderEliminar
  3. Tengo un sitio sobre las webs del oido, por si le interesa,ya que puede ayudarle en algo.Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Angel muchas gracias por tu comentario, he visto el sitio y me parece muy interesante ya que tiene informacion que estaba buscando, para ir añadiendo al blog muchisimas gracias por tu colaboración, y espero que te siga gustando

    ResponderEliminar
  5. hola soy estudiante de medicina, estoy dando la asignatura de otorrino y tus posts de anatomía me han ido muy bien. gracias!

    ResponderEliminar
  6. no falta imagennnn del oido menbranoso

    ResponderEliminar